Características de los cabeceros de cuero

volver a INDEX > Cabeceros > Cabeceros de cuero

Los cabeceros de cama son accesorios que no pasan desapercibidos en la vista de las personas esto se debe a que no se consideran como un complemento vulgar o de poca importancia sino es un elemento capaz de brindar una personalidad especial al dormitorio. Un cabecero de cuero es muy elegante y personal, este material se lo considera noble pero delicado, el cuero fino, por ejemplo es extremadamente suave y se torna aún más fino y flexible como brillante con el correr de los años si se lo cuida como se debe.

 

Los cabeceros de cuero están hechos de un material natural, por lo tanto podemos asegurar que “respira”, esta característica aumenta su comodidad ya que se siente tibio en el invierno pero fresco en el verano, decimos que realmente se adapta a la temperatura corporal de cada individuo.Con respecto a la calidad de este material, cabe destacar que es uno de los más duraderos por lo que lo convierte en una elección óptima si deseamos que el tapizado del mobiliario dure; el cuero se caracteriza por resistir rasgaduras, pinchazos, manchas y raspaduras; a su vez, mantiene su forma y no demuestra el desgaste con el paso del tiempo como otras telas.

Los acabados de los cabeceros de cuero no son similares, los cueros de mayor calidad no poseen pigmentos; la mayoría de los cueros teñidos con anilina y sin ser tratados previamente, presentan marcas visibles como arrugas o cicatrices, y aquí es donde entrará en juego el gusto de cada individuo al momento de la elección.

cabecero-cuero-naturaldetalle en cuero para camaLos acabados y pigmentos de superficie que se agregan no son siempre nocivos; si deseamos un color más consistente, los cueros con anilina sin tratar no son la mejor opción; es necesario aclarar que los pigmentos y los acabados brindan una excelente protección contra rasguños, manchas y desteñido (ocasionado por el sol). Obtener un cabecero de cuero no es una tarea fácil debido a que estamos trabajando con un material que cuenta con muchos aspectos complejos; los fabricantes eligen entre tres métodos parateñir el cuero. Las capas de mayor calidad se tiñen empleando un colorante de anilina pura; este proceso otorga una variación del color y una textura más suave en el cabecero; al cuero que fue tratado con anilina pura o total, se lo sumerge en el colorante pero no se le aplican otros pigmentos; sólo las mejores pieles se usan para fabricar este cuero suave. El segundo paso en el tratamiento se vincula con la “tinción”, este proceso es un acabado de superficie llamado “semi-anilina”, el cual brinda como resultado un color uniforme; el tercer proceso de tinción es cubrir la superficie del cuero con un color opaco de manera homogénea, lo cual cubre la mayoría de las imperfecciones.

El cuidado de los caberos de cuero

cabecero-cuero-negroLos cabeceros de cuero requieren de un cuidado mayor y más particular que cualquier otro tipo de cabecero confeccionado en diferente material, la limpieza dependerá siempre del tipo de cuero que éste tenga. El cuero de anilina puro no posee capa protectora de fábrica, y se lo conoce con el nombre de cuero desnudo; el que posee acabado total cuenta con una capa protectora impermeable, y aquél cuero de semi anilina, posee una capa protectora que sólo filtra algunas sustancias. Algunos cabeceros de cuero pueden limpiarse lo que evita que el polvo penetre la superficie del mueble, pero hay otros que no resisten las sustancias limpiadoras y es por eso que debemos ser cuidadosos antes de aplicar cualquier producto. Los cueros sin acabado o los que no poseen pigmentación están casi siempre expuestos a manchas de grasa del cuerpo humano o derrames, lo único que podemos hacer con este tipo de cuero es crear una película protectora temporal que dura aproximadamente de 6 meses a 2 años, dependiendo del tipo de uso que tenga el cabecero.Si contamos con un cabecero de cuero oscuro, entonces se aconseja aplicarle dos veces al año aceite de ricino, es así como evitaremos que se resquebraje, para los cabeceros con cueros claros lo que debemos hacer es aplicar aceite de petróleo o vaselina.

Si, luego de haber aplicado estos productos notamos la aparición de pequeñas grietas deberemos optar por un producto especial para restaurar cuero y aplicarlo con la ayuda de algodón, sin frotar fuertemente la parte deteriorada; una vez hecho esto, abrillantaremos el cuero con un paño de tela suave que no suelte pelusa.