Los cabeceros de hierro forjado: Una elección con estilo

volver a INDEX > Cabeceros > Cabeceros de hierro forjado

Características de este tipo de cabeceros

Los cabeceros se diferencian del resto de los componentes de una cama sencillamente por sus innovadores diseños y estilos, en nuestro sitio hemos enumerado distintos modelos pero no hablamos del cabecero de hierro forjado; el hierro es un material que necesita de un párrafo aparte por la infinidad de beneficios que puede otorgarnos cuando de muebles se trata.

  A través de la historia, el hierro forjado ha evolucionado y, a su vez, acompañado durante distintos períodos los preceptos de los grandes estilos ornamentales: desde el medioevo, pasando por el gótico, el renacentista y el moderno, hasta llegar hoy a conocerse como “contemporáneo”. Los cabeceros de hierro forjado han sabido adoptar un excelente equilibrio estético- funcional; este material ha recobrado el reconocimiento de la gente luego de sufrir épocas de sustitución por objetos de fundición que adornaban la mayoría de balcones, habitaciones y demás espacios. Muchos se preguntarán ¿Cómo es que este elemento volvió a renacer y con tanto éxito en los cabeceros?; el brusco auge recuperado en los cabeceros de hierro forjado se debió simplemente al diseño; los fabricantes de muebles desarrollaron nuevos métodos para obtener llamativas combinaciones decorativas fusionadas con un aspecto fundamental: seguridad. De acuerdo a sus modeladores “el hierro forjado es un material que permite al forjador dar libre curso a su creatividad”.

conjunto de hierro forjadoMientras que muchos individuos tildan a los cabeceros de hierro forjado de “rústicos” o “clásicos”, para quienes deseen ser más “políticos” en su pensamiento, éstos permanecen en el mercado actual y pisan muy fuerte, y podemos decir que parte de su atractivo especial radica claramente en su efecto “forja”, que desde hace miles de años se logra de la misma forma: utilizando un martillo y un yunque, trabajando el hierro a altas temperaturas empleando una fragua como calentador. El forjado del hierro es un verdadero arte que antes se extendía únicamente a rejas, verjas o accesorios arquitectónicos, hasta que un sabio trasladó su diseño a las habitaciones; los métodos y técnicas ancestrales que se utilizan para obtener un cabecero forjado no admiten copias ni reproducciones, son obras de verdaderos artesanos. El estilo que este tipo de cabeceros posee se consigue gracias a trabajos minuciosos y pacientes que otorgan una imagen personal, de allí data el éxito de este accesorio que hoy se ha convertido en una constante en los cuartos.

Combinaciones del hierro con otros materiales

cabecero de hierro Los cabeceros de hierro forjado han adquirido una gran importancia en el mundo de los mobiliarios debido no sólo a la excelente estética que brindan sino también a las infinitas posibilidades de combinaciones que pueden lograrse con él. El mármol es un material clásico que, a la vez de proveer una superficie durable, ofrece belleza, suele utilizarse esta fusión cuando lo que se desea es imponer un estilo de sobriedad y clase; la madera junto al hierro forjado en muebles se ha convertido casi en una obligación cuando hablamos de dependencias coloniales. Lo que se emplea aquí es el algarrobo por su dureza especial; otras maderas que pueden utilizarse para complementar a los cabeceros de hierro forjado son el pino y el roble; cuando se las patina se obtiene un efecto mucho más estético lo que hace lucir a las habitaciones mucho más cálidas pero al mismo tiempo rústicas. Por último, podemos combinar los tres materiales recién nombrados: hierro-madera-mármol, pero esto resultaría mucho más costoso ya que generalmente estos muebles se realizan a pedido y demandan semanas en terminarse. Como podemos ver, los cabeceros de hierro forjado son una excelente opción para las habitaciones adultas, son resistentes y poseen un estilo muy particular; el forjado es un proceso que siempre quedará bien y no únicamente en los cabeceros sino también en el resto del mobiliario.

Las combinaciones de materiales se recomiendan para aquellas personas amantes de lo moderno y que, a su vez, cuenten con un capital abultado; también debemos recalcar que cuando se opta por un cabecero de hierro forjado combinado con mármol o madera se necesita de mayores tareas de cuidado o mantenimiento. El hierro es pesado y sólido, es aconsejado para lugares ventosos donde el mobiliario “ligero” podría volarse o dañarse con facilidad por golpes.