Sepa como seleccionar una cama - tips para ayudarlo en una elección dificil

Las camas

  Tenemos que tomarnos el tiempo necesario a la hora de elegir los componentes de nuestra o nuestras camas, cuando hablamos de componentes nos referimos al colchón, la almohada y la base, antes de comprar un modelo u otro debemos probar todas las alternativas que mas nos convenzan. Un tercio de nuestra vida transcurre en la cama, algo tan fundamental como el sueño no es sólo una cuestión de cantidad, sino también de calidad. De nada sirve dormir ocho horas en camas lujosas si los colchones son demasiado blandos o si las almohadas son inadecuadas impidiendo nuestro óptimo descanso; un buen día dependera siempre de una noche reparadora, y ésta de un buen equipo de descanso. Al elegir qué tipo de componentes tendra una cama tenemos que ser muy cuidadosos y probarlos todos antes de decidirnos por un modelo u otro. Debemos comparar los precios de las camas, analizar si existen entre ellos notables diferencias, pero no escatimar en la compra de los componentes, tenemos que considerar esos gatos como una inversión en salud.

cama en mueble

Ejemplo de cama saliendo de un meuble en el cual es disimulado durante el dia

Tipos de camas y su duración con los años

Las camas duran años, tanto las de madera como las de hierro u otro material, pero los colchones no, éstos dependiendo de su calidad tendran una mayor o menor vida útil, por eso hay ciertos factores a tener en cuenta a la hora de elegirlo, lo primero es su elasticidad, su base debe ceder sin excesos bajo las partes con mas peso del cuerpo (pelvis y hombros), brindandonos a la vez un soporte firme para las zonas menos pesadas. También hay que señalar que si ubicamos un colchón nuevo sobre un somier viejo, el primero se estropea antes, lo que se aconseja en estos casos es renovar el equipo de descanso por completo. Las camas necesitan de colchones firmes y rectos, ni blandos, ni duros, suficientemente mullido como para que puedan adaptarse a las curvas de la columna, un buen colchón es el que nos da apoyo a toda la columna cuando estamos acostados boca arriba. Una buena innovación en colchones que se complementa con la industria de las camas, es el colchón de latéx, éste es mas caro y duradero, debido a que contiene millones de pequeños agujeros que permite que el cuerpo transpire. Se adapta a los movimientos que efectuamos al dormir sin perder la firmeza necesaria para un descanso placentero. Ademas cuentan con la ventaja de que son hipoalergénicos y resistentes al polvo y a otro tipo de suciedad; estos colchones son la mejor elección para personas que sudan mucho o que estan enfermas y deben pasar largo tiempo en la cama, son de larga vida útil, duran entre 15 y 18 años.

Las camas y sus colchones
Las camas también pueden ser utilizadas con colchones de muelles, los mismos nos ofrecen distintos grados de firmeza según el refuerzo de los muelles, tienen un gran aislamiento térmico y su elasticidad es excelente, debido a que cada muelle se encuentra en una bolsa independiente. Son los mas comercializados por su extensa vida útil, duran entre 10 y 12 años; el grosor ideal de este colchón es de 15 cms como mínimo, el largo 10 cms mas que la altura de quien pasara sus noches en él y la anchura mínima aconsejada debe ser de 80 cms, esto siempre destinado a las camas individuales, para las camas dobles la anchura no debe ser menor de 135 cms. Como dijimos antes las camas son duraderas independientemente de la estructura que se haya utilizado para su construcción, pero los colchones tienen un tope de duración, por eso se aconseja cambiarlos cada 10 años, ya que pasado ese tiempo no se puede garantizar que sigan en buen estado. De todas formas, en muchos casos y si se mantiene en buenas condiciones, pueden utilizarse mas años; se debe dar la vuelta al colchón cada tres meses (girarlo hacia arriba y hacia abajo, y de la cabeza a los pies) no importa cual sea su modelo, así evitaremos que el colchón se deforme en cualquiera de sus lados.

cama con colchon

Cama de hierro con colchon adecuado

Para obtener un óptimo rendimiento del colchón en cuanto a la comodidad y duración del mismo, nos resulta imprescindible elegir la base de la cama con sumo cuidado ya que no todas las camas poseen bases resistentes, la regla de oro en la elección es que sea uniforme y firme. Los somiers son siempre recomendados, en especial los que poseen laminas rígidas o semirrígidas, con espacios libres que permitan una excelente ventilación. Pero las camas no se relacionan sólo con los colchones, sino también con las almohadas, debemos elegir una que se adapte de forma adecuada al volumen de nuestra cabeza, a la longitud de nuestro cuello y a la anchura de los hombros. Si habitualmente dormimos boca arriba, la almohada debera ser baja y blanda, para asegurarnos así que la columna cervical forme con la columna dorsal el mismo angulo que al estar de pie. Si nuestra postura preferida es dormir de costado, la almohada debe ser alta y dura, para mantener el cuello en el eje de nuestra columna dorsal asegurandonos que no caiga ni rebote.

mas informacion sobre sofas camas