Colchón antiescaras, un aliado para evitar enfermedades en la piel

volver a INDEX > Colchones > Colchon antiescaras

 

Características del colchón antiescaras

Las úlceras por presión, también denominadas escaras, son heridas de la piel que aparecen al soportar una presión externa, por la presión continua sobre las prominencias óseas impidiendo una correcta circulación sanguínea y la correcta nutrición de los tejidos. Estas heridas evolucionan hacia la necrosis o hacia la ulceración. Muchas veces, estas heridas aparecen por la extrema delgadez de la piel. El problema de las escaras resulta sumamente importante ya que se ha comprobado que aumenta la mortalidad y la morbilidad, empeora la calidad de vida y alarga la estadía de internación de cualquier paciente hospitalario, aumentando los costos de salud, es por ello que se han creado los colchones antiescaras. Las escaras se desarrollan en primer lugar con un enrojecimiento de la piel, luego con un edema y/o descamación de la piel.

colchon-antiescaras-tipos Luego, se produce una necrosis de la piel que se extenderá luego hasta el músculo hasta llegar a una destrucción ósea, pudiendo llegar hasta la fractura patológica y una septicemia. Existen varios factores que favorecen la aparición de las escaras: la movilidad del paciente ya que cuanto menor movilidad tenga el paciente, mayor es la probabilidad que contraiga escaras; la percepción de los estímulos dolorosos; la obesidad; la delgadez; la elasticidad y la compresibilidad de los tejidos de la piel; el flujo sanguíneo, el uso de un colchón inadecuado y los trastornos sistémicos. Cuando un paciente va a encontrarse mucho tiempo en cama en forma inmovilizada, se deben tomar una serie de recaudos para evitar la aparición de esta patología. Entre las medidas preventivas se encuentran las siguientes: atenuar la presión de las zonas sensibles mediante algún dispositivo como ser cama de agua, colchón de aire, colchón de espuma, colchón antiescaras, piel de cordero, etc. Procurar posiciones adecuadas y cambiarlas frecuentemente. Mantener la limpieza y sequedad de la ropa. Higienizar con agua y jabón neutro. Nutrición adecuada. Ingesta de un litro y medio como mínimo de agua.

El colchón antiescaras es una solución viable, su función es disminuir la presión que se genera en las zonas de apoyo. Este tipo de colchón está indicado para todos aquellos pacientes inmovilizados que puedan presentar sudoración excesiva, incontinencia vesical o fecal, alteraciones en el flujo sanguíneo, fracturas o problemas neurológicos.

Tipos de colchones antiescaras

Existen distintos tipos de colchones antiescaras: los de aire, los de agua y los de espuma. El colchón antiescaras de aire están construidos en un material denominado cloruro de polivinilo que resulta ser flexible. colchon-antiescaras-finosPuede ser blanco o transparente. Tiene unos conductos que se inflan en forma alternativa con un compresor de aire que funciona a través de la corriente eléctrica. Esto evita que se ejerza presión en las mismas zonas del cuerpo todo el tiempo lo que ayuda a mejorar el flujo sanguíneo. El colchón antiescaras de agua está confeccionado en material plástico y posee en su interior agua caliente (37º aproximadamente) para lograr la flotación del cuerpo evitando la sensación de frío. El colchón antiescaras de espuma está formado por tres módulos de espuma que se encuentran divididos en 48 bloques cada uno. Estos bloques se colocan sobre un colchón normal.

Los antiguos colchones de escaras de agua y aire estaban realizados con plásticos que no eran tan resistentes por lo que se debían guardar protegiéndolos con talco. Los plásticos actuales no necesitan este tratamiento especial ya que la calidad del material es mejor. Éstos se limpian con agua y jabón y se esterilizan con óxido de etileno. La utilización de un colchón antiescaras ofrece varias ventajas como así ofrece varias desventajas. Entre las ventajas se pueden mencionar la alternancia en el inflado, el mejoramiento de la presión en los puntos de apoyo, producen un mejor flujo de la sangre, favorece la curación de las escaras por presión, brinda comodidad y confort al paciente, se adaptan muy bien a la cama ya que fueron diseñados para ese fin, permite realizar cambios de postura permanentes, etc. Entre las desventajas que ofrece el colchón antiescaras se pueden mencionar: las personas obesas pueden llegar a comprimir las celdas de aire inutilizando la función principal del colchón, si las sábanas no son del tamaño adecuado puede producirse el deslizamiento de las mismas, los colchones de agua y de aire (al ser de materiales plásticos) deben cuidarse extremadamente ya que el contacto con cualquier elemento con punta o con un cigarrillo pueden producirse fugas o roturas, si se corta la corriente eléctrica la utilización de estos métodos puede dejar de funcionar ya que el compresor no obtendrá la alimentación correspondiente, etc.

Cabe mencionar algunas recomendaciones que se deberán tener en cuenta siempre que se utilice un colchón antiescaras: se debe verificar el correcto funcionamiento del mismo en forma periódica, existen camas especiales que redistribuyen automática y frecuentemente la presión corporal (estas camas poseen un motor que hace que la cama gire 45º entonces el peso del paciente gira hacia un lado y al otro por un período determinado), etc. Finalmente, para el tratado de las escaras se recomiendan los medios terapéuticos físicos que sirven para activar la circulación y la exudación, como el aire, la luz solar, los rayos ultravioleta e infrarrojos, ultrasonidos, laser, etc. La miel pura de abejas impide la proliferación de bacterias, la harina de maíz aplicada sobre la úlcera desprende la necrosis permitiendo que la herida cicatrice.