Un colchón de camping para dormir cómodo

volver a INDEX > Colchones > Colchon de camping

 

Colchón de camping inflable

A la hora de irse a acampar, resulta de extrema importancia además de empacar el repelente para mosquitos, la carpa y las provisiones, llevar también el colchón para camping, donde la persona reposará por las noches. Si bien no es en lo primero que se piensa a la hora de empacar, la idea de dormir incómodo toda la noche, no es algo que nadie quiera realmente. Por lo tanto, para prevenir las terribles contracturas y dolores, se debe elegir una buena opción que permita, dentro de las incomodidades que dormir en carpa supone, un buen descanso y reposo para los acampantes. En la actualidad existen un montón de opciones a la hora de comprar un colchón de camping: están los inflables, los que se enrollan y se guardan, las camas rodantes que se deslizan sobre otras camas (para los que llevan sus casas rodantes), etc.

colchon-camping-modelosLas camas inflables son la alternativa más utilizada en los últimos tiempos ya que brindan la comodidad que ni las bolsas de dormir ni las colchonetas, pueden brindar. El ahora colchón de camping inflable, había sido diseñado para otros usos en sus inicios ya que su diseño estaba orientado al uso en hospitales para evitar la aparición de escaras. Pero luego, se les ha hecho un cambio de imagen para convertirse en un accesorio para campamentos y camping. Estos elementos suelen ser muy útiles para uso casero, en las casas que son pequeñas y no poseen habitación o camas para huéspedes. La practicidad de este artefacto, que se dobla y guarda ocupando muy poco espacio, permite que sea un elemento muy útil a la hora de invitar a alguien a dormir a casa.

Este tipo de colchones se encuentra disponible en varios tamaños: individuales para adultos, individuales para niños, de dos plazas y king size. El material con el que son confeccionados es PVC grueso y poseen un sistema especial que permite inflarlos y desinflarlos en muy poco tiempo, evitando el engorro de tener que hacerlo en forma personal. El sistema de bomba para el inflado funciona con corriente eléctrica o con baterías y el tiempo que se demora en inflar un modelo básico es alrededor de tres minutos y se desinfla en menos tiempo todavía. Una vez desinflado puede plegarse fácilmente para poder llevarlo en una mochila de camping. La firmeza que adquiere el colchón de camping inflado puede regularse con un botón en los modelos más sofisticados. Todos los modelos traen un equipo de primeros auxilios para poder emparchar el colchón si sufriera una avería. Además la mayoría de las fábricas extienden su garantía por un año. En muchos lugares turísticos estos colchones son alquilados a los viajantes por su practicidad y comodidad.

Nuevos modelos

colchon-camping-inflablesEn Estados Unidos ha salido a la venta un modelo especial de colchón de camping destinado a personas mayores o personas que posean un problema de salud que les impida agacharse. Este modelo posee dos cámaras inflables que lo levantan de la superficie del suelo lo que hace que quede a una altura mucho más cómoda para las personas que posean este tipo de dificultad. Muchas de las personas usuarias de este tipo de colchones, se acostumbran a dormir en ellos y llegan a considerarlos, incluso, como más cómodos que los colchones normales. Por todas estas ventajas y por los buenos precios que presentan, el colchón de camping resulta una opción cómoda y económica a la hora de resolver el tema del sueño de unas vacaciones campestres y en carpa.

Permite al viajante lograr un sueño reparador y la recarga de energías en cuerpo y mente. Además son de peso muy liviano lo que permite que el transporte no sea una molestia. Una ventaja extra que poseen estos colchones sobre las bolsas de dormir es que son impermeables y además mantienen a la persona elevada varios centímetros por sobre el nivel del suelo. Durante gran parte de la noche y la madrugada, el suelo se humedece con el rocío de la noche lo que hace que el suelo de la carpa se moje y, muchas veces, la bolsa de dormir también. Con el uso del colchón de camping esto no sucederá por los motivos explicados anteriormente. Con respecto a las bolsas de dormir podemos decir que las hay con dos tipos de relleno: con plumas o con materiales sintéticos. Las bolsas de dormir de pluma están rellenas con plumas de ganso o de pato y poseen la característica especial de ser excelentes aislantes. Son más livianas con respecto al peso de las sintéticas y se comprimen mucho más que éstas cuando se enrollan. También son más duraderas.

Las bolsas de dormir sintéticas poseen la ventaja de que se secan más rápido que las de pluma cuando se mojan. Además suelen ser menos costosas que las de pluma. Las bolsas de dormir si bien suelen ser la opción más abrigada, no suelen ser del todo cómodas ya que se encuentran apoyadas sobre el suelo de la carpa que es sumamente duro y firme. Al apoyar nuestro cuerpo sobre una superficie tan rígida, se generan una serie de tensiones que nos acompañarán durante toda la noche y el descanso. Como recomendación podemos decir que lo ideal es, a la hora del sueño en un campamento o en un camping, dormir sobre un colchón de camping correctamente inflado que aportará la comodidad necesaria y con la bolsa de dormir para obtener el abrigo necesario para pasar una noche sin que ningún factor externo afecte nuestro sueño.