Características del colchón inflable

volver a INDEX > Colchones > Colchon inflable

Ventajas y desventajas del colchón inflable

El colchón inflable cada vez ocupa un lugar más destacado en todas las viviendas. Aunque siempre estuvo relacionado con los campamentos al aire libre actualmente se ha convertido en la cama de auxilio para muchas personas que suelen tener invitados inesperados a dormir.

  La construcción de departamentos con habitaciones cada vez más pequeñas y la nueva identidad de mueble porta fácil que le atribuyen son las razones principales por las que estos lechos de plástico inflable velan por el descanso de nuestros familiares y amigos. Su irrupción en el mercado fue a través de la venta por televisión en donde costaban alrededor de unos 200 euros, pero ahora se pueden adquirir en cualquier negocio que se especialice en comercializar colchones, desde 50 euros. Sus características principales pasan por la rapidez en sus sistemas de inflado y desinflado, son sencillas de transportar y guardar y tienen las mismas dimensiones que un colchón común por lo que se puede ajustar a la cama perfectamente. EL inconveniente más común en el colchón inflable es ser propenso a tener pinchaduras. Muchos negocios venden estos colchones con un kit de reparación adjunto en el caso de que el colchón se rompa. De todas formas la tecnología con la que fue fabricado este colchón lo hace resistente y puede aguantar un peso de hasta 300 Kg.

colchon-inflable-modelosGeneralmente el colchón inflable se fabrica con plástico blando que en la mayoría de los modelos no se nota ya que vienen cubiertos con una especie de felpa lo que hace la superficie mucho mas suave al contacto con la piel que usualmente son de la altura de un colchón, 23 centímetros, y otras que con una cámara de aire de base logran las medidas semejantes a una cama normal o sea, entre 37 centímetros y 50 centímetros. La diferencia de precio en las marcas con más renombre entre los dos modelos es de 10 a 15 euros, con el mismo sistema de hinchado. Aunque los colchones inflables más altos presentan una robustez mucho más firme a la vista, esta característica no se mantiene a medida que el colchón es usado.

La dureza y comodidad en los modelos dependen enteramente de la cantidad de aire ya que esto va a determinar la posición al acostarse y la calidad del descanso que posea. Es importante tener en cuenta que mientras más cámaras posean el colchón hinchable, más riesgos se corren a que éste se desinfle con facilidad. Por otro lado el doble modulo tiene el inconveniente de que el espacio entre las dos cámaras, la inferior y la superior, no es suficiente para sujetar las sabanas con la incomodad que eso implica.

Tipos de colchones inflables

colchon-inflable-tiposAlgunos modelos de colchones hinchables poseen un inflador externo que se conecta a la boquilla de aire que contiene el colchón y luego se enchufa a la corriente eléctrica produciendo que si inflado sea automático. El problema con este modelo es que tanto para su inflado como para su desinflado causa mucho ruido y resulta bastante molesto para las personas que están cerca. Otro sistema que posee el colchón inflable es pequeño inflador eléctrico incorporado en alguno de los lados de la cama que funciona a control remoto. Este sistema es mucho más silencioso que el anterior y nos ofrece la posibilidad de ajustar automáticamente la rigidez o la suavidad que queramos para nuestra cama. Sin embargo a la hora del desinflado el sistema no elimina la totalidad del aire por lo que se debe terminar la tarea de una forma manual. La diferencia económica entre estos dos sistemas de inflado es de aproximadamente unos 20 euros o más, dependiendo de la marca que fabrique el colchón. Las camas con un inflado manual son mucho menos sofisticadas ya que se inflan mediante fuelles de pie o mano que se pueden conseguir a partir de unos 5 euros. Por supuesto con este sistema no se van a inflar de una manera instantánea pero no van a requerir más de 5 minutos de su tiempo. Este producto es una alternativa mucho más económica que los anteriores para usos ocasionales.

Recomendaciones de uso

Los profesionales en la salud y los fabricantes de colchones están de acuerdo en que un colchón inflable es una alternativa aceptable para situaciones casuales. De la misma forma que el dormir sobre una superficie dura no es recomendable ya que el cuerpo se apoya sobre algunos puntos y no de una forma homogénea un colchón inflable no alcanza la firmeza que necesita el cuerpo para que la columna descanse en una posición natural. Esto quiere decir que la superficie de descanso debe ser firme y adaptable pero generalmente cuando se duerme en un colchón inflable es probable que amanezca con dolores de cuello y espalda. Es primordial recordar que el colchón inflable es la cantidad de aire la que determina la comodidad que éste va a tener. En este aspecto también influye la calidad del plástico ya que  si el material es muy fino se estira y provoca hundimientos. Si el colchón esta demasiado inflado los rebotes al moverse serán inevitables y no serán para nada confortantes durante el descanso.