Recomendaciones de las empresas de colchones

volver a INDEX > Colchones > Empresas de colchones

Las empresas de colchones y sus diseños exclusivos para favorecer el buen descanso

Uno de los parámetros más importantes que debemos tener en cuenta a la hora de comprar un colchón es elegir adecuadamente el material y la firmeza que deseamos, como también debemos saber que no hay ningún colchón que en el mercado que alivie los dolores de espalda o columna pero si una variedad muy amplia de colchones que nos facilitan el descanso mejorando la postura de nuestro cuerpo.

 

Las empresas de colchones cuentan con modelos y diseños exclusivos para el buen descanso del cuerpo. Generalmente las empresas de colchones recomiendan la utilización de un colchón que cuenta con una elasticidad que sea mayor en algunas zonas que en otras. De esta manera, el colchón debe ser mucho más blando en las zonas del cuerpo que sean más pesadas, como  los hombros y la pelvis, y más rígido en zonas más ligeras del cuerpo.

En este caso los extremos no son buenos ya que si un colchón es muy duro nos provocará una tensión extrema en la espalda, y uno que se más blando hará que la espalda cuelgue provocando así la tensión de los músculos cuando el cuerpo busque su posición natural. Otro aspecto importante para elegir un colchón es la cobertura y el relleno que tenga.

empresas-colchones-vendedorEl colchón tiene que permitir una circulación correcta de la humedad para que no despertemos empapados en sudor. Por ello, Las empresas de colchones aconsejan que debemos evitar los colchones que sean de fibras artificiales por que, además de no permitirnos una transpiración correcta, se romperán rápidamente. La elección del colchón más adecuado va a depender de cada persona. Los factores más influyentes son el confort, la frecuencia de uso y, en especial, la cantidad de dinero que tenemos pensado invertir en esta compra. Actualmente, los precios de los colchones oscilan entre los 60 y los 700 euros según su modelo y calidad, y  el precio más bajo corresponde a colchones compuestos por muelles y espumas, mientras los más caros son los colchones de látex. Según las empresas de colchones, un la medida ideal de un colchón es de aproximadamente unos 15 cm de grosor como mínimo. El largo debe tener 15 cm mas que la altura de la persona que lo va a utilizar y el ancho de un colchón debe tener unos 85 cm. Tratándose de una cama de una plaza, 100 una cama de una plaza y media, 150 una de dos plazas y 180 una de dos plazas y media. Es primordial que le dedique igual atención a la compra de un colchón para usted; compruebe que sea lo suficientemente ancho y largo para que haya lugar para que su descanso sea ideal ya que dependemos de una buena noche de sueño para tener un buen rendimiento durante el dia siguiente.  Si usted sufre de algún tipo de alergia al polvo o tiene problemas de asma, seguramente el vendedor le recomendará un modelo de colchón confeccionado en espuma o látex; en caso de que lo adquiera, cúbralo con una funda que luego.

empresas-colchones-colchonConsejos para el correcto cuidado de los colchones

Los fabricantes y especialistas que trabajan en las empresas de colchones nos recomiendan cambiarlos de nuestra cama cada cierto tiempo, preferentemente cada diez años, aunque este plazo seguramente va a cambiar dependiendo de las características que posea colchón. Los colchones y somieres suelen deformarse por el uso constante que les damos, por lo tanto cambiarlo no es una excentricidad sino una necesidad. Obviamente necesitaremos cambiarlos según el cuidado que les demos ya que si no los mantenemos, este gasto adicional se hará necesario.

Es bueno informarse en las empresas de colchones sobre el mantenimiento y la limpieza que requiere un colchón  ya que son importantes teniendo en cuenta que éstos están en contacto directo con nuestro cuerpo. Es conveniente seguir algunas reglas básicas para conservarlos en buen estado por mucho tiempo. La empresas de colchones recomiendan airearlo y girarlo para evitar su deformación, también es conveniente limpiarlo empleando una aspiradora periódicamente, como mínimo una vez al mes, para así retirar y eliminar los restos de ácaros y polvo. A su vez tendremos que voltearlo y girarlo regularmente para retrasar su deformación, esto se debe a que los colchones actuales están fabricados con muchas capas y relleno. Si no cambiamos la posición del colchón, éste acabará por tomar la forma de nuestro cuerpo y se convertirá en un agente perjudicial para nuestra espalda. Si el colchón presenta alguna mancha, la mejor solución  para quitarla se consta en aplicar una pasta, a base de agua y almidón, sobre la zona manchada. Luego frotarla hasta que penetre en el propio colchón y lo dejaremos secar.