Utilidad de las fundas de colchón

volver a INDEX > Colchones > Fundas de colchón

Fundas de colchón, excelentes para combatir la humedad y la suciedad

Hay muchas personas que menosprecian la función o la utilidad que la funda ejerce sobre el colchón, pero para desmitificar la ineficacia que se cree sobre este producto, cabe mencionar que las fundas son un producto muy vendido y muy utilizado. Puede compararse su función con la que cumplen las fundas para sillas o para sillones, ya que a partir de la creación de éstas, surge la creación de las fundas para colchón.

 

Las fundas de colchón son muy utilizadas por todas aquellas personas que deben proteger a su colchón de uno o varios agentes exteriores que estén afectando a este elemento. Los agentes exteriores más importantes que pueden afectar al colchón son la humedad y la suciedad. Resulta de mayor necesidad hacer hincapié en el primero de estos agentes.

Cuando hablamos de humedad en los colchones no nos referimos a la humedad del ambiente (cantidad de vapor de agua que existe en el aire) ya que este tipo de humedad no afecta a los mismos. En este caso, se hace referencia a la humedad que transmite el cuerpo del ser humano al utilizar el colchón, o sea, al dormir. Este tipo de humedad, producida por la transpiración natural del cuerpo, afecta a los colchones tanto como a las almohadas, los cojines, y las sábanas y colchas.

colchon-fundas-colchonUna fábrica muy reconocida de colchones de la República Argentina ha realizado una encuesta para saber qué uso le darían los usuarios a la funda de colchón. Esta encuesta arrojó resultados que sorprenderían a cualquier persona que menosprecie la función de la funda de colchón. Uno de los datos revelados por la encuesta, es que el setenta por ciento de los usuarios que adquiere una funda para colchón, lo hace cuando el mismo se encuentra muy viejo, alrededor de los ocho años de antigüedad, o cuando la tela del mismo comienza a oscurecerse debido a la humedad del cuerpo. Luego de la realización de esta encuesta, el mercado descubrió esta nueva alternativa para incluir este novedoso instrumento de protección del colchón. Al igual que las fundas de sillas y sillones, el mercado de las fundas de colchón ofrece infinidad de alternativas. Entre las más comunes encontramos las fundas de colchones clásicas que se utilizan solamente para proteger y cubrir el colchón. También están las de tipo decorativo, que tienen como objetivo proteger pero tienen en cuenta la decoración del ambiente y poseen detalles decorativos que sirven para poder adecuarlas a la decoración de la habitación o del cuarto donde serán utilizadas.

Tipos de fundas para colchones

colchon-fundas-fundas

Existen principalmente dos tipos de fundas de colchón: están las que son confeccionadas con telas muy parecidas a las que se usan para las sábanas y, por otro lado, las denominadas “antiácaros” destinadas a todas aquellas personas alérgicas que no toleran las telas habituales. Las primeras suelen realizarse fácilmente utilizando cualquier tela de algodón o de lycra. Para su confección se debe elegir el diseño y el color de la tela; para ello habrá que tener en cuenta si se quiere que la funda proteja o también que decore. Luego, se procede al armado de la misma. Esta tarea requiere sólo unos minutos. En cambio, para las fundas de colchón antiácaros, no suele resultar tan fácil su confección. Por eso, resultan ser un poco más costosas que las anteriores; pero, con su utilización se garantiza que se eliminarán todos los agentes alérgenos del colchón.

Está demostrado a través de diferentes estudios que más del 50% de la población padece algún tipo de alergia y que un 20% de estas alergias tiene que ver con las telas. Estas fundas antiácaros ayudarán crear una especie de barrera protectora entre el colchón y la persona permitiendo que la persona alérgica tenga un sueño relajado y placentero, libre de reacciones alérgicas. Estas fundas, además, protegen al colchón de la humedad del cuerpo y de la suciedad. Las fundas de colchón antiácaros están confeccionadas con tejidos que poseen una fina membrana transpirable lo que las hace impermeables, las telas utilizadas son poliéster, microfibra y polialgodón; todas ellas hipoalergénicas y suaves, lo que permitirá el máximo confort. Entre las fundas de colchón se encuentran también las que están destinadas al uso en las camas de los niños. Si bien la industria no se ha ocupado demasiado de este sector, existen una variedad de diseños que no sólo protegen sino que también decoran dicha habitación. Las hay de todos los colores, con imágenes estampadas de autos, equipos de fútbol, animalitos, flores, personajes de Disney, etc.

En algunas tiendas especializadas en artículos para bebé se pueden encontrar fundas realizadas en telas mucho más suaves que lo habitual debido a la sensibilidad de la piel de los bebés y el roce con algún material un poco rústico puede no sólo afectarla gravemente sino también provocarle una reacción alérgica.