Colchones de calidad para un buen descanso

volver a INDEX > Colchones

Los primeros colchones

Indice de temas

 

Un colchón es una pieza realizada en materiales flexibles que utilizamos las personas para poder descansar de manera cómoda y relajada. Este mobiliario, tan amado por algunos, tiene un origen bastante antiguo. Los primeros colchones eran aquellos cuyo relleno estaba compuesto por diversos materiales orgánicos como por ejemplo paja, lana, hojas, etc. Algunos de estos colchones, específicamente los rellenos de lana, fueron muy utilizados. De hecho, su venta al público siguió vigente hasta bien entrado el siglo XX.

¿Quién no se ha acostado en un colchón de lana en la casa de la abuela? El problema que estos colchones presentaron era que se llenaban periódicamente de pequeños insectos como ácaros, pulgas, etc. Por esta causa, se los debía airear muy seguido. El colchonero era un profesional que trabajaba puerta a puerta, y se dedicaba a rellenar, airear y ahuecar los colchones de lana. En el siglo XVI en Francia, se inventó el colchón de aire que tuvo un éxito limitado tanto en ese país como en Londres. En el siglo XVII se inventó en Inglaterra los colchones de muelles. El problema que presentaron estos colchones es que los muelles se vencían porque no se comprimían. Por lo que se abrían hacia el frente o hacía los laterales. Este hecho marcó que los colchones de lana siguieran vigentes durante tanto tiempo ya que las nuevas técnicas no avanzaban y el viejo colchón de lana resultaba ser una opción reciclable y, por ende, duradera. A mediados de la década de 1850 se mejoró la técnica de muelles. Se comenzó a fabricar en formar artesanal una especie de muelles con forma cónica que permitían que la compresión se realizara en forma vertical, evitando así que los mismos se vencieran.

En Estados Unidos, se comenzó con la revolución de las técnicas para la construcción de colchones a partir del año 1925 ya que el fabricante Zalmon Simmons popularizó la venta de los mismos. Hoy en día, existen una variedad inmensa de tipos de colchones. Los hay para todos los gustos: blandos, duros, semi-blandos, semi-duros, con resortes, de agua, de látex, con gomaespuma, etc. Los colchones se venden, en su mayoría, en las grandes tiendas de muebles e, incluso, hay locales que se especializan en la venta de colchones solamente. Resulta infaltable en un centro comercial de grandes proporciones, el local en donde se encuentran un montón de cálidos, confortables y cómodos modelos de colchones y sommiers. En estos locales uno puede tomar contacto con el producto y probarlo.

La elección de un buen colchón

colchones-tiposLa principal venta de colchones se realiza en las casas de muebles ya que es en estos negocios donde las personas compran su primer juego de dormitorio y, con éste, se compra el colchón. Por lo general, las personas acuden a las casas especializadas en la venta de colchones para realizar la reposición del colchón original. En las grandes colchonerías se ofrecen otros productos que se relacionan con el relax y el descanso como sillones, ropa de cama, camas eléctricas, etc. En el colchón el ser humano, pasa casi la tercera parte de su vida. Por lo que la elección del mismo no debe hacerse a la ligera.

El colchón es el principal responsable de nuestro descanso y de que al día siguiente nos levantemos con una cara radiante o con unas ojeras terribles. Como ya se ha dicho, existen distintos tipos de colchones. Cada uno de estos colchones ofrece distintas características y ventajas.

Uno de los primeros puntos para tener en cuenta en la elección de un colchón es la dureza y el material con el que está confeccionado. Hay algunas personas que prefieren materiales blandos mientras que otras personas prefieren que, al recostarse, el colchón no se mueva y sea más rígido. Hay que tener mucho cuidado con esta elección ya que los colchones muy duros pueden llegar a ocasionar tensiones en la espalda y la columna, y por lo contrario, si es muy blando la columna nunca se podrá mantener en la posición correcta teniendo la persona que realizar un esfuerzo extra para mantener la posición adecuada. Si bien no existe ningún colchón que pueda eliminar las dolencias de una persona y hacerla descansar en condiciones perfectas, se puede elegir el mejor colchón adaptado a las necesidades de cada persona para evitar los males del mal descanso en la mayor medida posible. Los especialistas recomiendan que el mejor colchón es aquel que posee algunas zonas más mullidas que otras.

colchones-camaLo ideal es que los colchones cedan en las zonas donde el cuerpo ejerce menos peso y deben ser un poco más firmes en las zonas en donde el cuerpo ejerce más presión debido al peso como por ejemplo en las zonas de los hombros y de la pelvis. También hay que fijarse que el colchón brinde apoyo a toda la columna cuando la persona se encuentra acostada boca arriba tanto como cuando se encuentra acostada de costado. Un buen día sólo comenzará luego de una noche de sueño reparadora. No se logrará el sueño reparador si no se posee un colchón y una almohada lo suficientemente cómodos. Dejemos el mal dormir para las vacaciones en un camping, en donde la bolsa de dormir nos hará recordar lo bueno y cómodo que resulta nuestro colchón cada noche. Pero, a la hora de elegir su colchón, no escatime en gastos. Piense en esta compra como una inversión en su salud.