Fundas para colchón

volver a INDEX > Fundas > Fundas para colchon

  Las fundas son un elemento muy utilizado y son muchos los individuos que menosprecian su utilidad o función; hemos hablado en nuestro sitio sobre la importancia que poseen las fundas para sillas, pero tenemos que recalcar que éstas no son las únicas que se comercializan en el mercado. Las fundas para colchón son usadas por muchas personas para mantener el buen estado de su colchón protegiéndolo de los agentes exteriores que pueden ser la humedad y la suciedad; pero es necesario hacer hincapié en la primera. La humedad es una problema muy común que enfrentan las almohadas, los cojines y los colchones, y no nos referimos a la humedad de la temperatura ambiente sino la que nuestro cuerpo transmite cuando empleamos estos accesorios. De acuerdo a una encuesta realizada por una fábrica muy reconocida de colchones en Argentina, el 70% de los usuarios compra una funda para este producto cuando el colchón es muy viejo (supera los 8 años) o cuando la tela del mismo empieza a oscurecerse debido, justamente, a la humedad.

funda-colchonesEs así como el mercado obtuvo una nueva alternativa para incluir: las fundas para colchón; como ocurre con las sillas, contamos con infinitas alternativas de fundas; tenemos desde las más clásicas que se usan únicamente para proteger y cubrir el colchón, como las de tipo decorativas, las cuales tienen como objetivo proteger el bien pero siempre logrando que combine con el resto de la decoración de la habitación.

Tipos de fundas

Existen básicamente dos tipos de fundas para colchón: las que se confeccionan con telas muy similares a las que se empelan para confeccionar las sábanas y las fundas denominadas “anti-ácaros” destinadas para aquellas personas alérgicas que no toleran las telas tradicionales. Las primeras suelen hacerse fácilmente utilizando algodón o lycra, antes de proceder a realizarlas debemos elegir el diseño y color de la tela y determinar si sólo queremos que la funda proteja o proteja y a la vez decore. No existe un gran misterio con respecto a estas fundas para colchón, podemos comprarlas ya hechas o confeccionarlas nosotros mismos en unos minutos. Otro es el caso de las fundas para colchón de tipo anti-ácaros, éstas suelen ser un poco más costosas que las convencionales pero podemos garantizar que eliminan la totalidad de los agentes alérgenos del colchón. Está demostrado que existe una predisposición genética a los padecimientos alérgicos, se cree que casi el 50% de la población mundial sufre de algún tipo de alergia y un 20% de dichas alergias se relaciona con las telas. Las fundas anti-ácaros reducen la exposición a los alérgenos ya que sus características son establecer una barrera entre la el colchón y la persona; las fundas anti-ácaros no se usan simplemente para proteger el colchón de la humedad o el polvo cuando el colchón se encuentra en desuso, sino también son situadas debajo de la sábana principal, también con las mismas características anti-alérgicas, para que la persona pueda descansar sin problema alguno.

funda-colchon-plastica   Los tejidos de las fundas para colchón de esta naturaleza poseen tejidos provistos de una fina membrana transpirable que brinda un máximo confort, los mismos son de poliéster, microfibra y polialgodón, hipoalergénicos y suaves; además el diseño de la membrana hace que los tejidos sean completamente impermeables. Existen también fundas para colchón más pequeñas destinadas al cuarto de los niños; aquí podemos encontrar pocos materiales ya que la industria de fundas no ha incluido en demasía los cuartos de los niños, al menos por el momento. Aquí suelen emplearse diseños infantiles muy coloridos, para el cuarto de los niños son muy comunes las que poseen imágenes de autos, equipos de fútbol u otros motivos varoniles; para las pequeñas, se estampan animalitos, flores en colores pasteles, personajes de Disney, etc. Podemos encontrar en algunas casa especializadas para artículos de bebés fundas con texturas mucho más suaves de lo habitual, estos productos son muy recomendados para los niños debido a que hasta los 5 años poseen piel sensible y el roce con materiales rústicos puede afectarla gravemente o provocar un inicio de alergia.

Como conclusión, el uso de las fundas para colchón es más que necesario no sólo para protegerlo de la suciedad sino también para poder prolongar su vida útil por mucho más tiempo; un consejo muy valioso es cubrir el colchón cuando nos ausentamos por un largo período de tiempo para evitar que la humedad se acumule allí y dañe su textura oscureciéndola.