Modelos de fundas para el sofá

Fundas de sofá

Otras fundas útiles

La aparición de los nórdicos como elemento de abrigo tanto para las camas como para confeccionar fundas de sofá han supuesto un auténtico boom en los últimos años en todo el mundo.

Este recurso denostado por los más acérrimos defensores de las tradicionales fundas de sofá, es además de práctico, confortable. Sin embargo, la gran variedad de precios y de rellenos hace que los edredones se adapten de forma perfecta a todas las economías existentes. Para vestir un sillón, el elemento fundamental es la funda de sofá, hoy en día, los fabricantes nos ofrecen una gran gama de diseños, colores y tamaños, pero de todas formas siempre está la posibilidad de confeccionarlas nosotros mismos de acuerdo a nuestros gustos.

Como elegir la mejor funda para sofá

funda para sofaAntes de poner manos a la obra en la confección de fundas de sofá, debemos medir la longitud y la anchura del almohadón, con esas medidas podremos adquirir la tela de un color y dibujo que cubran sin complicaciones la totalidad del cojín.

Una vez elegidas las telas con las medidas previamente tomadas se pasa a la confección, para unir los extremos se necesitará de la ayuda de una buena máquina de coser, ya que si lo hacemos a mano corremos el riegos de que la costura no sea lo suficientemente resistente. Para aquellos que son unos verdaderos expertos en esta clase de manualidades, se le puede agregar a las fundas de sofá cualquier elemento decorativo como lazos o botones, además, éstos últimos pueden considerarse una alternativa de cierre, haciendo así más fácil la tarea de quitarla a la hora de lavarla.Con esta idea básica pero práctica, una ya sabe que puede animarse a realizar sus propios diseños de fundas de sofá con el fin de mejorar la presencia del sillón y el confort.

Pero cuando hablamos de fundas de sofá o tapizados debemos agregar una ventaja más además de la estética, y nos referimos a la fácil limpieza. La evolución de los tejidos y de la fibra con los que se tapiza el mobiliario de una vivienda ha supuesto no sólo un valor añadido en lo que a decoración respecta, sino que ha facilitado mucho la higiene y, en consecuencia, ha mejorado la salud de los que lo utilizan ya que el polvo y los ácaros, que son los causantes de principales alergias, son removidos fácilmente. Gran parte de los sillones utilizan hoy almohadones recubiertos en fundas de sofá, estas fundas son, por lo general, extraíbles y pueden lavarse en lavadoras o mandarse a limpiar en tintorerías, pero si no se dispone de este tipo de tapicería la limpieza consiste sencillamente en pasar de forma semanal la aspiradora con el cabezal indicado para tapicerías y así extraemos toda la suciedad. Si las fundas de sofá no son desmontables, es oportuno rociar con espuma profesional, las que utilizan las tintorerías, para eliminar aquellas manchas que no se hayan podido mover con un quita manchas ordinario y por ende quedan incrustadas. Debemos seguir las instrucciones del uso del producto, se deja secar y luego se pasa un cepillo con el que se retirarán los restos.

Mantenimiento y limpieza de la funda para sofa

Para evitar el desgaste excesivo de la fundas de sofá, en espacial de las que sufren más el roce, debemos pasar periódicamente un trapo húmedo con amoníaco. Si seguimos estos consejos, los muebles que se encuentren tapizados nos brindarán una espléndida apariencia, además de estar impecables, limpios de organismos perjudiciales para la salud de las personas, su imagen será estéticamente perfecta.

funda sofa

funda para sofa color azul

  funda sofa pequeño

Si tenemos la posibilidad de elegir un sillón para nuestra vivienda u oficina, lo que se recomienda es optar por colores oscuros, esto se aconseja debido a que dichos colores no sólo le dan un toque de distinción a la sala, sino que también disimulan más la suciedad y pueden combinarse con mucha mayor facilidad con los muebles de nuestro hogar, que suelen ser también de tonalidades oscuras, por lo general negras o marrones.

Cuando aconsejamos optar por colores oscuros es por una simple razón, la limpieza; las fundas de sofá oscuras son más fáciles de limpiar y debido a su color se lavan de forma menos periódica. Si no somos partidarios de esta clase de colores, nos quedan los claros o los denominados “coloridos”, esto dependerá ya mucho más de nuestro gusto, los sillones de alegre colorido pueden dar una pizca de originalidad y juventud al salón, siempre que se pueda combinar con la decoración circundante, por lo que también ha de tener un aire moderno. No obstante, si el tapizado de nuestro sillón es tradicional y queremos aportarle un poco más de alegría, podemos confeccionar almohadones con fundas de sofá llamativas para que resalten. Invertiremos menos dinero que si optamos por comprar un colorido sofá y el efecto del contraste entre ambas superficies será más que interesante, también podemos poner en practica otra idea: la utilización de mantas de alegres colores que se aprecian mucho más en largas tardes invernales.

mas informacion sobre sofas camas