Accesorios y técnicas para el cuidado de muebles

volver a INDEX > Muebles > Accesorios y cuidado de muebles

Pequeños accesorios para un buen cuidado de muebles

Indice de temas

Los muebles forman parte del entorno que creamos en una habitación o dependencia, su ubicación, funcionalidad y valor ornamental es lo que los hace únicos y lo que, a su vez, otorga a nuestro hogar una imagen única.

Por todo esto, siempre es necesario que el cuidado de los muebles esté a la orden del día, sin importar de qué material esté confeccionado, el mobiliario necesita de un mantenimiento, aunque sea mínimo, es cierto que algunos materiales deben ser tratados más cuidadosamente que otros, pero hasta incluso los muebles de plástico necesitan de limpieza y refacciones.

Cuando hablamos del cuidado de muebles también estamos incluyen, indirectamente, a los accesorios que éstos pueden llevar: ruedas, almohadones, fundas, tapizados, telas, regatones, etc; estos productos cumplen funciones fundamentales ya colaboran de alguna forma para que nuestra mesa o silla brinde una utilidad mucho mayor. La imagen de un sofá “pelado” o simple no acondicionaría la casa de la misma forma en que lo haría uno que posea un tapizado o estampado; una mesa de televisor no sería tan útil sin ruedas ya que el esfuerzo que deberíamos hacer para trasladarla sería el doble o el triple.

Cada accesorio para muebles no sólo nos proporciona una aplicación agregada sino también eleva los niveles de comodidad del usuario, es por esto que cuando uno de ellos falla o sufre cierto daño, debemos proceder inmediatamente a su reposición; de toda formas, si deseamos prolongar su vida útil, es pertinente que ejerzamos tareas de mantenimiento revisando cada componente una vez cada 15 días, al menos.

Y si notamos que existe algo  fuera de lugar, procederemos a su composición sin esperar a que pasen los días. Muchos accesorios para muebles también son útiles para su cuidado; muchos son los individuos que asumen que los accesorios son elementos que se han diseñado con el objetivo de enaltecer, embellecer o modificar el aspecto del mobiliario, y aunque en muchas ocasiones esto ocurre, podemos asegurar que éstas no son sus únicas funciones.

cuidado-muebles-regatonesLos cobertores son utilizados habitualmente para cubrir aquellas sillas o sofás que no se utilizan o que son ya muy viejos, lo que le brinda a una dependencia nueva, una mejor imagen, más acorde a su decoración; pero los cobertores son también muy útiles en el cuidado de muebles. Ayudan a prevenir rayones, hudimientos por golpes, incidencia de la luz solar lo que conlleva a una decoloración del material, etc; lo mismo ocurre con las sillas; sus almohadones o fundas no sólo se emplean con el fin de decorarlas (aunque es también una posibilidad) sino para protegerlas de la suciedad. Entre los accesorios para muebles encontramos los cojines y el tapizado; el primero es un elemento móvil, es decir, podemos trasladarlo a cualquier parte del sillón o silla, como también fuera de ambos, se emplea mayormente con el fin de agregar comodidad al mobiliario y a su cooperar con la decoración de la vivienda. El tapizado también posee ambas funciones con la diferencia de que no es de carácter “móvil”, está adherido a la estructura del mueble y generalmente su función más habitual es reacondicionar o restaurar un mobiliario viejo, y de esta forma recuperarlo.

Consejos para el cuidado de muebles

accesorios-cuidados-de-muebles-productosEl cuidado de muebles dependerá del tipo de mobiliario que tengamos y del uso que le otorguemos, por ejemplo para aquellos de uso normal se les debe brindar una atención y mantenimiento habitual para así asegurar su belleza durante muchos. La práctica de cuidar muebles ha cambiado dramáticamente en los últimos años, si la pintura o el barniz estaban en condiciones pobres eran quitadas rutinariamente y sustituidas por otra pintura nueva, hoy los valores monetarios e ideales han cambiado esta forma de pensar.La radiación ultravioleta debe tenerse en cuenta en el cuidado de muebles ya que es muy perjudicial para los materiales orgánicos tales como la madera y el daño que la misma provoca suele ser irreversible; para limitar sus efectos se deben mover todos los muebles lejos de la luz del sol directa, también se aconseja utilizar persianas o cortinas para bloquear su intensidad. La humedad es otro factor que incide nocivamente sobre el mobiliario, para prevenir su daño se deben ubicar los muebles en las áreas de temperatura mínima y de los extremos hacia la derecha para evitar los áticos, sótanos, chimeneas activas, etc; se puede supervisar la temperatura de los ambientes mediante un termómetro pequeño y así saber cuándo será necesario controlar algunos de sus aspectos.