Venta de muebles de segunda mano

volver a INDEX > Muebles > Venta de muebles > Muebles de segunda mano

¿Qué son los muebles de segunda mano?

La venta de muebles siempre se ha caracterizado por ser bastante amplia, esto se debe las interminables oportunidades de elección que nos ofrecen las tiendas de mobiliario; no solo encontramos estilos o piezas de época, sino que podemos recurrir a la compra de muebles de segunda mano cuando el capital disponible no es abultado. Ante todo definiremos qué son los muebles de segunda mano; muchos de nosotros los conocemos con el nombre de “muebles usados”, es que esta denominación también es correcta; pero no quiere decir que sea la única; estas piezas no sólo encierran por característica el haber sido usadas.

  También se conoce con el nombre de muebles de segunda mano a aquellos objetos que poseen alguna falla menor pero que devalúan su valor debido a que no están construidos a la perfección como los originales; no es extraño observar que algunas tiendas ofrecen muebles nuevos a muy bajos precio, y cuando nos acercamos para ver cuál es el truco, nos damos cuenta de que el objeto puede tener un pequeño rayón o alguna parte en mal estado, pero el precio sigue siendo conveniente. El mercado de compra- venta de muebles de segunda mano no es muy diferente al de electrodomésticos, quizás la diferencia más marcada sea que en ocasiones, mientras los aparatos electrónicos pierden valor por su uso, muchos de los muebles de calidad, incrementan su precio en relación directa a su antigüedad. Dentro del mercado de esta clase de mobiliario contamos con los sofás; estos y las cómodas son las piezas de segunda mano más adquiridas por los consumidores; en una encuesta se preguntó a varias personas el por qué de la compra de muebles de segunda mano.
Ellos alegaron encontrar elementos muy buenos, no tan deteriorados (o al menos un deterioro con solución) y eso se convertía en una excelente alternativa para el bolsillo; cuando se les preguntó si existía alguna pieza que no comprarían usada, la respuesta fue “no, ninguna”. El aumento de la demanda de los muebles baratos fue lo que impulsó al auge de las tiendas de muebles de segunda mano, los empleados de cada negocio estudian meticulosamente las propiedades de cada mueble para poder distinguir entre originalidad y falsificaciones. Es el caso de que nosotros queramos vender una pieza que ya no nos sirva, se recomienda primero consultar con un martillero o tasador de muebles para que nos otorgue un precio estimativo del bien; una vez así podremos llevarlo a un mercado de pulgas para su posterior comercialización.   muebles-segunda-mano-sillas

Elegir un sofá de segunda mano

muebles-segunda-mano-sillonesEntre los muebles de segunda mano más comunes que encontramos en el mercado tenemos, como mencionamos previamente, a los sofás y las cómodas, pero estos no son los únicos; también están las mesas de luz, mesas de comedor, mesas ratonas, escritorios, aparadores, placares, modulares, muebles para el televisor, etc. Pero de todos los nombrados hasta ahora el más complicado de elegir es el sofá, esto ocurre porque tenemos que ser mucho más detallistas al fijarnos en los daños que la pieza pueda llegar a tener.

Lo primero que debemos mirar en un sofá de segunda mano es el esqueleto, esta parte es la que define la calidad del sofá; la madera no puede estar húmeda de lo contrario su vida útil se acortará; estos muebles de segunda mano pueden estar hechos de eucalipto, álamo, cedro, o pino; todas las maderas son excelentes solo debemos cerciorarnos sobre su estado. Una vez que analizamos esta parte del sofá pasaremos al relleno, el duvet suele ser el relleno de segunda selección y es uno de los mejores rellenos, es recomendable elegir un sofá con abundante duvet para que nos resulte mucho más confortable. El poliéster es otro de los rellenos de los muebles de segunda mano, existen varias calidades y densidades; el más denso es duro y es recomendable para almohadones de muebles de hierro; por ultimo, en rellenos, tenemos el Sofá, un material sintético muy sensible al tacto, es elástico y con una prolongada vida útil. Una vez que recibimos el sofá debemos otorgarle cuidados especiales ya que estamos tratando con un mueble de segunda mano, como dato útil decimos que el brazo es el lugar más débil del sillón y por eso se recomienda no usarlo de asiento; el uso de aerosol especial de tapizado nos ayudará a mantenerlo en perfectas condiciones ya que actúa de impermeabilizante de manchas.