Muebles minimalistas, un estilo único

volver a INDEX > Muebles > Estilos de muebles > Muebles minimalistas

 

Decorar con muebles minimalistas

En ocasiones los muebles minimalistas de líneas rectas pueden sernos de gran utilidad en la decoración de nuestras habitaciones pese a no tener un aspecto demasiado estético. Si nuestro living tiene un tamaño reducido podemos colocar sobre el sofá una pequeña repisa, en la que podemos colocar alguna planta o guardar manuales de instrucciones para la televisión o el DVD y sus controles remotos, o incluso las cajitas de los CDS o DVD que pertenezcan a nuestra colección. En el caso de que alguna esquina de la casa esté construida de forma irregular lo más habitual es disimularla fabricando un mueble minimalista a medida que encaje en la zona, evitando que se aprecie la mencionada imperfección. Una solución igual de efectiva y más barata consiste en colocar unas simples repisas, sobre las que podemos colocar algunos objetos decorativos que otorguen a ese rincón un aspecto distinguido, sin la necesidad de tener que fabricar un mueble minimalista a medida.

Para fijar estos muebles a la pared se necesitan algunas escuadras. Lo único que hay que tener en cuenta es que hay que cortar las repisas de forma que encajen perfectamente en la pared. El espacio que deberá dejar entre estante y estante estará determinado por la altura de los objetos que usted quiera colocar sobre ellas, al igual que su peso, ya que él influirá en la robustez y cantidad de escuadras que deberemos utilizar.

Confección de muebles minimalistas

muebles-minimalistas-salaUno de los muebles minimalistas más populares entre la gente son aquellos que nos sirven para guardar las llaves. Son como unos pequeños armarios de madera con ganchos de metal por dentro de donde se cuelgan todas las llaves, parecidos a los de los hoteles tradicionales pero más pequeños.

Para fabricar un armario de este tipo, lo primero tenemos que debe hacer es construir la parte interior del mismo colocando una tablita de madera como base y otras cuatro que serán sus laterales para formar un cuadrilátero. Después de ello deberemos construir las puertitas del mismo que van a ir unidas a su cuerpo con dos bisagras. Las puertas suelen  enmarcarse de manera bastante simple con otros rejuntes de madera, aunque también se puede adquirir un marco para cuadros que tenga un estilo más decorativo.

muebles-minimalistas-modelosSin embrago, es recomendable evitar el uso de molduras excesivamente recargadas,  ya que esto dificulta su limpieza y puede ser más complicado combinarlas con la decoración que rodea a este muebles minimalista. Para decorar estas puertitas se puede optar por realizar algún dibujo que pueden ser floridos tiestos, ya que es el modelo mas popular, aunque si esto le parece excesivamente ornamental se puede elaborar el dibujo de una sencilla flor o simplemente no decorarlas si es que el marco que la contiene es suficientemente decorativo. Sobre las puertas se debe colocar una moldura que debe ser elaborada mediante una sierra de calar con la que se le pueden llegar a dar algunos trazos curvos.

Esta moldura puede tener el mismo diseño de dibujo que las puertas o no, eso va a depender de su gusto personal. Coloque unas pequeñas bisagras para poder abrir y cerrar las puertas. A su vez se aconseja colocar en la parte superior e inferior del armario un sistema de imanes para que las puertas se mantengan cerradas. Este sistema también puede colocarse solo en el centro de la puerta pero debe ser de mayor tamaño para que ambos imanes puedan mantenerse unidos con firmeza. Otra opción mucho más sencilla para decorar las puertas del mueble minimalista consiste en construirlas colocando el su interior del marco un pedazo de celosía en vez de una sencilla puerta. Para decorar este mueble debemos aplicarle a la madera una capa de material que funcione para tapar los poros, una de imprimación y una capa de barniz o barniz tinte para dejar el veteado a la vista y aumentar el aspecto natural del mueble. Sólo restará colocar unos ganchitos para así poder colgar los diferentes juegos de llaves. Se puede pegar un pequeño rótulo encima de cada gancho para saber qué llave se colocará allí o a quien le pertenece y poder conocer a qué cerradura corresponde. La etiqueta y el orden ayudarán a saber cuál falta en el caso de que alguna se pierda.