Muebles de aluminio, los más resistentes

volver a INDEX > Muebles > Materiales para muebles > Muebles de aluminio

Ventajas de los muebles de aluminio

Los muebles de aluminio se caracterizan por ser una clase de las más populares debido a su gran resistencia a la intemperie como a diversos factores climáticos, este material no es afectado nocivamente por el agua o la humedad, además, cabe destacar, que su limpieza es muy sencilla, con solo pasar un trapo empapado en agua jabonosa quedará como nuevo.

 

Para comprender un poco mejor la importancia de estas piezas, es necesario que repasemos cuáles son las propiedades del aluminio y así, seguramente, entenderemos su utilización en el mundo del mobiliario; ante todo debemos decir que el aluminio es un elemento químico, se trata de un metal no ferroso.

Los compuestos del aluminio forman el 8% de la corteza de la tierra y se encuentran en la mayoría de las rocas, vegetación y animales; al contar con una combinación de propiedades lo hacen muy útil en la energía cinética, nos referimos a su baja densidad y su alta resistencia a la corrosión. Los muebles de aluminio son de color brillante y debido a que está construido con un material de elevado estado de oxidación, es impermeable y adherente deteniendo el posible óxido que pueda formarse en sus partes, por ende señalamos que es uno de los materiales más duraderos en la confección de mobiliario.

Es muy habitual que al mencionar la frase “muebles metálicos” probablemente el 90% de las personas se imaginen hamacas livianas o mesas y sillas de hierro forjado, pero los muebles de aluminio para exteriores han recorrido un largo camino de perfeccionamiento y optimización los cual los hace hoy reyes de las piezas metálicas. Para obtener un mueble de aluminio es necesario que éste pase por un procedimiento de manufactura, el primer paso de este proceso es la extrusión, dicha acción fuerza al metal fundido a pasar por largos tubos y forma barras largas y delgadas; luego se sigue con el fundido, aquí es donde se le da forma o molde para llegar al producto final. El metal fundido se verterá en un molde y una vez que el metal se haya solidificado, se separará; por último tenemos el forjado, un proceso por el cual el metal se calienta y se martilla hasta que adquiera la forma deseada, un trabajo fundamental en los muebles de hierro.   muebles-aluminio-aluminio

¿Por qué el aluminio?

muebles-aluminio-muebles

Sin lugar a dudas cuando se nos pide un humilde consejo sobre los muebles de exterior, siempre optamos por recomendar la compra de muebles de aluminio, esto se debe a que estamos tratando con un metal liviano, muy maleable y que jamás se oxidará. La mayoría de los muebles de aluminio de los años 60’ estaban confeccionados con tubos de extrusión, de tipo huecos lo que los hacía no muy estables ante la acción del viento; hoy los tubos ya dejaron su condición de huecos para evitar estos inconvenientes.

Si somos amantes de las piezas de aluminio moldeado, fundido o forjado existen algunos detalles que debemos tener en cuenta para reconocer las piezas de calidad; primeramente, igual que con el hierro forjado, las juntas de los muebles de aluminio deben estar soldadas antes que atornilladas; en caso de que se empleen tornillos, por ejemplo para conectar resortes, entonces estos deben ser de acero inoxidable, de los contrario comenzarán a oxidarse aunque el resto de la pieza no lo haga. El aluminio de mejor calidad tiene una capa de acabado en polvo que determina el color final del mobiliario y la durabilidad que el mismo tendrá, el acabado en polvo es un proceso en donde se aplican polvos de poliéster coloreados y luego se hornean junto a la pieza. Si adquirimos muebles de aluminio con tejidos de vinilo o tiras, buscaremos vinilos procesados con inhibidores de moho y estabilizadores ultravioletas; los bronceadores, la transpiración, las emanaciones de los autos y las salpicaduras de agua salada pueden carcomer el acabado en polvo de los muebles de aluminio, para alargar su vida útil se recomienda limpiarlo dos veces al mes con una solución de detergente para vajilla y agua tibia. Para finalizar el procedimiento, se puede aplicar cera en pasta para coches sobre las partes lisas, y así los tendremos en perfectas condiciones siempre.

Si vamos a comprar una silla de interior y ésta está confeccionada en aluminio, se aconseja comprar una cuyo respaldo y asiento estén recubiertos con materiales plásticos que hagan al material mucho más cómodo y permitan una limpieza rápida; si la silla está destinada a espacios interiores, puede estar acolchada.