Características de los muebles rústicos

volver a INDEX > Muebles > Estilos de muebles > Muebles rusticos

Muebles rústicos de madera

 

Muchos son los individuos que suelen confundir los muebles rústicos con aquellos antiguos y aunque es cierto que existen similitudes entre ellos debemos señalar que la gran diferencia radica en la independencia de los primeros. ¿Qué queremos decir con esto?, sencillamente que no todos los muebles rústicos son antiguos pero sí todos los muebles antiguos tienen, de alguna manera, características rústicas; gran parte del mobiliario rústico se confecciona actualmente y es por esto que decimos que no es antiguo, es probable que observemos algunas imitaciones de estilos renacentistas y barrocos pero son meras reproducciones. Otra de las características principales de los muebles rústicos es la versatilidad y funcionalidad, seguramente muchos de nosotros los relaciona con objetos o productos destinados al salón, pero esto no es así; los muebles rústicos también pueden observarse en patios, jardines o azoteas.

Los materiales que más se emplean para este ambiente es el cedro y el pino; son sin lugar a dudas los materiales más “candentes” para adornar cualquier fondo al igual que la teca, es fundamental que posean un excelente acabado y un tratamiento exterior, de lo contrario envejecerán a un gris estilo barnwood como lo suelen hacer las puertas. El impermeable es el mejor químico para evitar estas situaciones como también lo es la pintura protectora; entre las opciones rústicas más acertadas para nuestros jardines tenemos el famoso balancín de cedro; los ejes del balancín doble hacen pivotear y las oscilaciones de yarda son algunas ideas que podemos tener en cuenta para su asiento.

Las sillas rústicas son también una posibilidad válida al igual que los bancos de madera, ambos prácticos para reunirse alrededor de una fogata; los muebles rústicos de madera evocan un ajuste natural de un ambiente libre, ofrecen relax y tardes amenas sin mencionar la estética incomparable. Pero no sólo nuestro fondo puede incluir esta gama de muebles, el salón es ideal para colocarlos; de todas maneras debemos aclarar que la rusticidad no está destinada a cualquier living. Los muebles rústicos y antiguos son aconsejables para espacios con estilo colonial o a los cuales evoquen a épocas determinadas (Renacimiento, Barroco, Medio Evo); de lo contrario la decoración será ineficiente y, en ocasiones, desagradable.

muebles-rusticos-silla   muebles-rusticos-mesas

Reciclaje de muebles rústicos

muebles-rusticos-reciclaje

Los muebles rústicos que datan de épocas muy antiguas suelen tener algunos daños o desperfectos lógicos que se presentan con el transcurso de los años, es por eso que la mayoría de los restauradores hace hincapié en el reciclaje de los mismos. Cuando vayamos a reciclar muebles rústicos la principal recomendación es no esconder la madera pintándolos simplemente, a menos de que se encuentren muy destruidos y algunas de sus partes se hayan reemplazado; la técnica de lavado es la más sugerida debido a que revaloriza el mobiliario luciendo la madera de origen. Los materiales que necesitaremos para llevar a cabo esta tarea son: viruta fina, lijadora, lijas para madera, removedor de pinturas y barnices, cuchillo, trapo, franela, guantes de látex, pátina, pinceles, cera en pasta para pisos de madera y lijadora eléctrica.

El primer paso de este procedimiento es lavar el mueble, pero para poder hacerlo primero se deben lijar las partes planas con lijadora eléctrica, si el lustre es muy duro y la lija se patina, será conveniente raspar en el sentido de la veta; luego colocaremos el removedor en las molduras y en las tallas, rasparemos con viruta fina siempre en sentido de la veta para no rayarla. Cuando hayamos finalizado limpiaremos con un trapo retirando todo el polvillo que haya quedado, es así como nos queda listo para pintar; con un pincel chato nº 6 aplicaremos la pintura en el mueble rústico, con un color marfil pintaremos las bisagras, los herrajes y las tallas en forma de hojas de acanto. Pasaremos luego una base de acrílico marfil a la conchilla y una vez seco, daremos toques de color púrpura para resaltar el relieve y conservar el color más claro en las hendiduras; enceraremos el mueble con cera natural en pasta para pisos de madera, una vez que esté seco, lo lustraremos. Por último con la pátina a la cera resaltaremos las molduras y los bordes más salientes y volveremos a lustrar las partes; es así como reciclamos los muebles rústicos, de forma práctica, sencilla y económica; si deseamos agregar alguna acción más a la tarea, se aconseja consultar con un restaurador.