Pinturas para muebles: proteger y decorar el mobiliario

volver a INDEX > Muebles >Accesorios y cuidados de muebles > Pintura para muebles

 

Tipos de pintura para muebles

Tenemos diferentes formas de cuidar a nuestro mobiliario, podemos hacerlo a través de productos especiales y limpieza y sencillamente, si carecemos de tiempo, llevarlos ante la mano de un experto que aplicará los tratamientos necesarios para “reacondicionarlo” o realizar su mantenimiento. En el mercado encontramos lo que se denomina pintura para muebles, existen dos clases de pinturas para mobiliario: están aquellas que brindan una protección a las piezas para evitar la aparición de plagas o que factores como la humedad y el paso del tiempo los deteriore; por el otro lado. Por otra parte, tenemos la pintura para muebles la cual posee un fin decorativo, es decir, brindarle una nueva imagen a la pieza y, al mismo tiempo, una mayor protección; con esta clase de pinturas podemos devolverle a una cómoda, escritorio o mesa su acabado original o, al menos, convertirla en un objeto más presentable si es que el artículo sufre algún daño.

pinturas-muebles-pinturasEn este artículo haremos referencia al segundo tipo de pinturas para muebles, las que se empleen para darle un nuevo aire a nuestro mobiliario; tenemos mil formas diferentes de pintar estas piezas, antes de empezar con la tarea de pintar, debemos poner en práctica nuestra habilidades, por ello se recomienda elegir algún mueble viejo como “borrador” y practicar allí. Cuando elegimos un mueble para pintar debemos asegurarnos que sea de madera y no contrachapado, desconfié de la carcoma “inexistente” o “muerta” ya que en la gran mayoría de los casos ella permanece allí. Para pintar la base conviene siempre utilizar una pintura para muebles acrílica satinada, no muy brillante porque su acabado es duro lo que la hace ideal para mesas o sillas; para final nuestra “obra de arte” conviene aplicar un capa de barniz de poliuretano transparente y semimate para sellar y así proteger lo que hemos pintado. Cuando elijamos el mueble a pintar, no debemos hacer caso a los barnices duro, porque se retiran con facilidad, debemos optar por muebles con cierta gracia y una vez hecho esto elegiremos la técnica para emplear la pintura para muebles.

Diferentes técnicas para pintar muebles

pinturas-muebles-pintarSon muchas las técnicas que podemos utilizar cuando vayamos a utilizar la pintura para muebles, cada una de ellas nos brindará diferentes resultados y vistosos acabado; entre las más populares o demandadas tenemos el esponjado, decolorado, peinado y dorado. La primera consiste en aplicar con una esponja blanda, de superficie irregular y, previamente sumergida en una cubeta con pintura, una o varias capas de distintos tonos salteados, por supuesto se debe haber aplicado una capa de esmalte satinado sobre la pieza mucho antes.

La ventaja de esta técnica radica en que es una de las más fáciles y rápidas de realizar; las desventajas no son muchas pero lamentablemente debemos lavar a fondo la esponja tras cada uso porque ésta queda muy pegajosa; este método es idea para puertas de armarios, mesas y objetos con superficies lisas. El peinado es una antigua técnica decorativa que provoca un efecto rayado; una vez seca la capa de esmalte satinado, se aplica una segunda capa que se “peina” con una espátula dentada; podemos peinar haciendo líneas onduladas o zig- zags. En este caso no utilizamos pintura para muebles sino que todo lo hacemos con el esmalte satinado; como ventaja decimos que conseguimos innumerables variedades de diseños, pero si la superficie a pintar es muy lisa, la espátula dejaría algunas zonas sin rayar, dicha técnica se aconseja en cómodas, alacenas o boureaus. Con el decolorado conseguimos un efecto como si el mueble estuviera descolorido por el sol y los años; lo que se hace aquí es aplicar una capa de pintura para muebles del mismo color que el mobiliario en la dirección de la veta de la madera; luego retiramos la capa frotando con un trapo o brocha cuando todavía siga fresca. Como resultado observaremos que las hendiduras y las zonas irregulares  retienen el color, mientras que las áreas más homogéneas lo pierden; esta técnica es ideal para muebles rústicos, habitaciones infantiles y cocinas. Por último tenemos el dorado, con esta alternativa conseguimos dar realce y elegancia a las piezas; se realiza aplicando una capa base de pintura para muebles de color ocre oscuro y luego se rellenan con crema dorada a la cera las hendiduras que deseamos decorar; ya sea mediante el uso de un trapo suave, el dedo o un pincel; luego con otro trapo retiraremos el sobrante.