Ropa de cama : Sabanas, fundas, cobertores, almohadas, etc.

 

Ropa de cama

La ropa de cama es algo que muchos ignoran a la hora de ir a dormir, y no nos referimos sólo a los tradicionales pijamas y camisones, sino también a las sábanas, fundas y cubre camas que utilizamos cotidianamente. Las sábanas se encuentran en contacto directo y permanente con nuestro cuerpo cuando nos vamos a acostar, por lo que su composición, tanto por razones de confort como ambientales, deben de importarnos. Aunque es verdad que podemos considerar de menor daño ecológico y mejores para nuestra salud las sábanas de fibras naturales (hacemos referencia a las sábanas 100% algodón), para la mayor parte de las personas no es el tipo de ropa de cama que les compense lo agradable del tacto y las condiciones térmicas en comparación con los problemas habituales de arrugas, y su consiguiente planchado extra para poder verlas impecables y presentables.

ropa-cama-algodon

Ropa de cama de algodon

Ropa de cama infantil

ropa-cama-infantil

Es por eso, que es muy difícil hoy en día encontrar ropa de cama, en especial sábanas que no se arruguen, en las tiendas encontramos una minoría de sábanas 100% de algodón, como si las mismas estuvieran pasadas de moda; sólo encontramos diseños limitados. Sin embargo, son muchos los que optan por la ropa de cama mitad algodón y mitad poliéster (fibra sintética con un origen petroquímico de tipo no renovable a escala humana), muchas veces nos encontramos que dichas sábanas cuentan con un acabado permanente de resina de formaldehído para facilitar mucho más su mantenimiento y evitar así que se arruguen.

Algunas sábanas de algodón, aunque no lo parezcan, pueden estar químicamente tratadas con un sistema especial para evitar la formación de arrugas, si en su etiqueta encontramos una especificación que dice “fáciles de planchar” o “antiarrugas”, estamos frente a esta clase de ropa de cama. De todas maneras, las sábanas de algodón sin tratar, como las de franela, no poseen tratamiento químico alguno, y a la vez se encuentran libres de tóxicos; su algodón fue previamente mercerizado lo que indica que sí recibió un tratamiento mecánico, pero no químico, con el objetivo de mejorar la resistencia al uso y la permanencia de los colores, o para que no encojan.

La ropa de cama de algodón no sólo es la más cómodo sino también la más conveniente ya que está hecha de una fibra de celulosa natural, que se desenvuelve alrededor de la vaina de la semilla, en la planta de algodón. Como material, vale destacar, que es transpirable, es un excelente aislante térmico y absorbe el calor del cuerpo sin problemas; su contacto con la piel es agradable no sólo en verano, en donde resulta fresco, sino también en invierno, en dónde percibimos su calidez, no acumulando electricidad estática. Cuando se cultiva algodón, como cuando se realiza el proceso de cultivación de cualquier otro producto agrícola, se llevan a cabo prácticas con impacto sobre el medio ambiente, como la aplicación de pesticidas; el algodón que es cultivado de manera orgánica se considera una alternativa que hoy podemos encontrar en el mercado de la ropa de cama señalada convenientemente en las etiquetas. Una curiosidad, aprovechada por una marca de productos de algodón orgánico, es que de manera natural aparecen en las cosechas pequeñas fibras de algodón verdes y marrones, con las mismas se obtienen prendas de diferentes colores con unos matices únicos, sin tener que ser teñidas. Sea cual sea la ropa de cama que adquiramos, siempre se aconseja, como es una habitual costumbre, lavarla antes de utilizarla, de esta forma se podrán eliminar en gran parte el posible exceso de acabados y tratamientos de fibras.

ropa cama colcha

Clasica colcha a cuadritos

Por lo general, las sábanas de fibras naturales puede deteriorarse antes que las sintéticas, en un mismo uso; sin embargo, los efectos o consecuencias de la producción de estas últimas permanecen más en el planeta, y los trapos de limpieza que pueden obtenerse para aprovechar así la tela de las sábanas viejas de algodón, pueden ser muy prácticos. Otro tipo de ropa de cama son las colchas, las mismas también están confeccionadas, aunque sea parcialmente, con fibras sintéticas, en mayor parte poliéster, por su fácil mantenimiento; las mantas tradicionales son de tipo acrílicas, es decir, hechas con otro tipo de plásticos. Una opción de ropa de cama que no depende de recursos no renovables son las colchas de algodón, aunque debemos decir que no son tan sencillas de encontrar.

Las sábanas, las frazadas, las almohadas, los cubre camas, etc, forman la parte más importante de nuestro bienestar a la hora de descansar o relajar nuestro cuerpo, es por eso que debemos ser cuidadosos con su elección ya que el material con que esté confeccionado este tipo de ropa de cama es el que nos brindará el confort que estamos buscando. Lo más aconsejable, es optar siempre por ropa de cama hecha de 100% algodón, es la más confiable y las más duradera.

mas informacion sobre sofas camas