El sofa de piel o de cuero
Puntos importantes o guias a la hora de elegir

Sofa de piel

El sillón o sofa de piel es la pieza principal de cualquier espacio, ya sea el cuarto para mirar televisión, como la sala de estar, por lo que su elección debe armonizar en tres factores que consideramos basicos en el mundo de los muebles: resistencia, estética y comodidad.

Para obtener estas tres características en un sofa de piel, se puede decir que existen guías, o parametros que nos ayudan a realizar la elección correcta incluyéndolos, es por eso que antes de efectuar cualquier compra hay que tener en cuenta las recomendaciones. La distribución es la parte principal de esta “guía”, y la primera a considerar, lo primero que debemos hacer es decidir en dónde colocaremos el sofa de piel en función de la distribución del cuarto: si el mismo se encontrara pegado a la pared, también muchos individuos suelen utilizar los muebles como divisiones para darle un toque único a la vivienda.

Dentro de la distribución tenemos que observar cómo es nuestro cuarto, si es grande no habra problemas en colocar el sofa de piel en cualquier parte, en cambio, si disponemos de poco lugar sera conveniente solicitar ayuda para que nos aconsejen cómo ubicarlo sin perder espacio alguno. El segundo factor primordial a seguir esta relacionado con la garantía de nuestro sillón, antes de tomar una decisión final, debemos informarnos de la garantía que poseen las telas y la estructura y exigirla por escrito.

sillon piel

Clasico sillon o sofa de piel color negro. Este color es aconsejado en lugares de mucho uso como en oficinas

Por lo general las telas nos ofrecen 6 meses de garantía, en el caso del sofa de piel, la misma se extendera por al menos 3 años mas. Con respecto a la estructura, la garantía de la misma puede alcanzar los 15 años si es metalica. Junto con este item también tenemos que considerar el transporte y la entrega, aunque la mayoría de las empresas incluye el costo del transporte en el precio del sofa de piel, algunas no lo hacen, por lo que sera necesario aclarar esta duda o contratar un buen flete. Por otra parte, los sofas de piel que miden mas de 2 m de largo, no suelen caber en los elevadores pequeños, es necesario tomar bien las medidas antes de realizar la compra y tener en mente los medios de traslado e instalación. El color o los colores del sofa de piel que se elijan deberan ir de acuerdo con el resto de la decoración; los sillones lisos, tapizados en colores neutros, pastel, terracota y tierra son los mas faciles de combinar. Ademas de que realzan nuestro cuarto y encajan en cualquier tipo de ambiente o estilo de decoración, se recomienda no optar por tonos oscuros, si el mueble recibira el sol directo ya que puede decolorarse eventualmente.

sofa de piel

Sofa de piel color tostado o natural. Este diseño proporciona un alto grado de confort

Junto con el color de nuestro sofa de piel debe seleccionarse la tapicería; hay que saber que las rayas verticales estilizan el sofa, mientras que los pequeños cuadros lo agrandan visualmente. Los estampados con flores grandes o muy notorios, se aconsejan sólo en espacios grandes o muy luminosos.

Ventajas del sofa de piel o cuero frente a los sofas de tela

Si nuestra decisión es optar por otra clase de mueble y no por un sofa de piel, debemos prestar mucha atención en la elección de la tela, es conveniente elegir una tapicería conveniente, facil de mantener en buen estado y que no nos ocasione problemas a la hora de lavarlo o quitarle alguna mancha. Los muebles mas recomendables para esta tarea luego de los sofas de piel, son lo que poseen tela de algodón y fibra sintética; otras opciones son el jacquard o la lona. La mayor parte de las tapicería se confeccionan con algodón debido a que es un material muy fresco, aunque cuando se lo lava tiende a encogerse; la fibra sintética es también muy popular ya que es facil de higienizar. Si ninguno de los materiales previamente mencionados son de nuestro agrado podemos optar por el lino.

Factores de comodidad para los sofa de cuero

La comodidad de nuestro sofa de piel dependera principalmente de dos cosas: el relleno y la dureza. Aquí lo que se juzga principalmente es el respaldo y el asiento, y el confort de ambos se medira por el tipo de relleno y su densidad. El relleno mas común utilizado para confeccionar esta clase de muebles es la espuma, es ventajoso no sólo por que es muy cómodo sino que es a la vez económico. Para garantizar su calidad, su densidad debe ser al menos de 30 kg en cada asiento y 25 kg en el respaldo; se aconseja evitar los sofas de piel muy blandos ya que con el tiempo la espalda puede resentirse. Las patas de un sofa de piel pueden estar unidas directamente al mismo o atornilladas, aunque no se puede señalar diferencia en cuanto a resistencia, las patas que van atornilladas presentan una inmejorable ventaja: si el estilo de las mismas no es de nuestro agrado, o las preferimos hechas de otro material y forma, las podemos cambiar facilmente sin alterar la estructura del sillón. Sólo tenemos que tener en cuenta que la resistencia de las mismas sean de igual calidad que las primeras para que puedan resistir el peso que le pondremos al mueble. Como vemos elegir el sofa de piel adecuado es una tarea compleja pero que puede realizarse sin sobre saltos, combinando precio y calidad, siempre y cuando sigamos todas las pautas detalladas.